Nombre: Email: Check in: Noches: Adultos: Niños: Habitaciones:

Chacras de Coria

Chacras de Coria

 

En Chacras de Coria se respira un aire único; una extraña mezcla de naturaleza y familiaridad, de arte y cultura, de paisajes típicos y vida saludable… Una verdadera tierra de contrastes.

 

A tan sólo 15 km de la ciudad de Mendoza se encuentra esta pintoresca villa, punto de encuentro de las rutas del vino y de las más originales propuestas gastronómicas.

 

Su nombre recuerda una encomienda asentada en el lugar, en la que su propietario Don Bohorquez de Coria- estableció las primeras chacras . Desde entonces, los lugareños bautizaron esta zona como “las chacras de Coria”.

 

Conocida por un microclima particular, esta villa seduce por su aire siempre fresco, por el verdor del entorno y por un marco de serranías y viñedos.

 

Su plaza es sinónimo de arte cada tarde de domingo. Los puestos de artesanos y anticuarios constituyen un rasgo distintivo de la zona y, junto con los músicos y titiriteros que también se dan cita cada semana, son un atractivo muy valorado por lugareños y visitantes.

 

“Chacras de Coria es una mezcla de naturaleza y familiaridad, de arte y cultura…”

 

El paisaje de Chacras de Coria destaca de una manera muy particular la arquitectura neocolonial de la iglesia de Nuestra Señora del Perpetuo Socorro. Los íconos de su altar mayor han sido tallados en piedra y sus techos de álamo recuerdan la forma tradicional de construcción mendocina.

 

Las calles arboladas y las casas quintas que caracterizan esta pequeña villa suman su atractivo a un paisaje de bodegas y montañas. Una típica postal de Mendoza que abre sus puertas a todo aquel que desee sentirse como en casa.

 

Una verdadera tierra de contrastes                  Iglesia de Chacras de Coria